Turistas ayudan a recuperar los arrecifes de coral en República Dominicana

Transportando el coral cuerno de ciervo para ser transplantado en viveros submarinos. Foto de Fundación Ecológica Punta Cana.

Uno de los mayores atractivos turísticos de República Dominicana, así como el resto de países del Caribe, reside en sus arrecifes de corales naturales. Los ecosistemas arrecifales, que ocupan alrededor del 11 % de la línea costero-marina de República Dominicana,  ofrecen la oportunidad de explorar su rica biodiversidad marina mediante actividades como el esnórquel, el buceo y, más recientemente, la exploración de jardines de coral.

La jardinería de coral es una actividad novedosa para  minimizar la degradación de los ecosistemas arrecifales y su impacto negativo en la fauna marina. Esta consiste en desarrollar viveros de corales submarinos utilizando principalmente especies de coral escasos o en peligro de extinción que luego son trasplantadas a los arrecifes degradados. El objetivo es proteger los corales deteriorados y atraer nuevamente la fauna marina para balancear el ecosistema.

En República Dominicana, la creación de jardines de corales se está promoviendo entre los turistas gracias al proyecto “Apoyo a la Conservación de los Arrecifes desarrollando Jardines de Corales”, desarrollado por el Fondo Multilateral de Desarrollo-FOMIN y la Fundación Ecológica Puntacana (FEPC) desde el 2012.

Este proyecto pretende fusionar el turismo de sol y playa con elementos de conservación, educación y cultura. Los turistas interesados en participar de la jardinería de corales visitan las comunidades locales involucradas y reciben un tour que les permite observar y hasta participar en todo el proceso de creación, mantenimiento y expansión de los viveros de coral.

Inicialmente, un grupo de buzos se dedica a exolorar las profundidades del mar para extraer los preciados corales que luego son transportados a viveros submarinos. Foto de Fundación Ecológica Punta Cana.

Este proceso inicia con la recolección de material de colonias de corales existentes. Los buzos exploran las profundidades del mar para extraer los preciados corales que luego son transportados a viveros submarinos, donde se reproducen en armazones de soga y metal. Cuando los corales en los viveros crecen, se poda fragmentos de tejido y un equipo los trasplanta nuevamente a los arrecifes degradados. El proyecto en República Dominicana está propagando dos especies de corales en vías de extinción, el  cuerno de ciervo (Acropora cervicornis) y cuerno de venado (Acropora palmata ).

Actualmente, Puntacana tiene el programa de jardines de coral más grande en la República Dominicana y de todo el Caribe. La FEPC también ha creado viveros en Punta Rusia, Sosúa, y el Parque Nacional Submarino La Caleta.

Para las comunidades de estos destinos turísticos, la jardinería de coral significa la generación de más ingresos por el incremento en la llegada de turistas. Junto a los visitantes que llegan interesados en las bellas playas del país, los jardines de corales están impulsando el turismo científico, académico y de voluntariado. Los comunitarios  también se están beneficiando con nuevas oportunidades de empleo en el desarrollo de los jardines de corales y de los ingresos indirectos que obtienen al proveer servicios como transporte, alimentación, guía e interpretación de los viveros para los turistas.

Los fragmentos de coral se atan a estructuras de soga o metal. Cuando los corales en los viveros crecen, se podan y finalmente se trasplantan de  nuevo al arrecife degradado. Foto de Fundación Ecológica Punta Cana.

Los fragmentos de coral se atan a estructuras de soga o metal. Cuando los corales en los viveros crecen, se podan y finalmente se trasplantan de nuevo al arrecife degradado. Foto de Fundación Ecológica Punta Cana.

Se espera que el proyecto crezca en los próximos años para impulsar el desarrollo sostenible de otras comunidades turísticas de República Dominicana, al mismo tiempo que continúa apoyando la restauración de los arrecifes coralinos que están amenazados por fenómenos naturales causados por el cambio climático y por actividades humanas como el desarrollo costero urbano insostenible y  turístico desmedido, la sobrepesca y extracción excesiva de especies marinas y el buceo recreativo irresponsable.

Para conocer más sobre este proyecto visite la Fundación Ecológica Puntacana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s