Foto de la semana: ¡Un paisaje comestible!

Foto de Fond Doux Holiday Plantation.

Foto de Fond Doux Holiday Plantation.

Imagine que se hospeda en un hotel rodeao por árboles y plantas con las más deliciosas frutas, donde cada sendero que usted explora le ofrece un aperitivo dulce y natural. Esto es exactamente lo que se encuentra al hospedarse en Fond Doux Holiday Plantation, un hotel ubicado en el isla caribeña de Santa Lucía, el cual ostenta un maravilloso “paisaje comestible”.

Naranjas, bananos, carambolas, cocos, café, nuez moscada, canela y enormes mazorcas de cacao crecen por toda esta plantación colonial deil siglo 19. En esta foto puede apreciar una buena cantidad de granos de cacao secándose bajo el sol tras el proceso de fermentación. Este cacao se utiliza en muchas recetas deliciosas, como el famoso té de cacao que se sirve en el restaurante del hotel.

6 atardeceres impresionantes

¿A quién no le encanta ver el momento en que el sol se va ocultando tras el horizonte, volviendo el cierlo en un hermoso canvas de tonos rojos y naranjas?

Hoy queremos compartir imágenes de atardeceres maravillosos desde algunos hoteles sostenibles enlistados en nuestro directorio en línea:

Península de Baja California, México

Baja California es un sitio especial que ofrece contrastes únicos entre sus playas con aguas de intenso color azul y los áridos desiertos que las rodean. Los atarcederes son impresionantes en ambos lados de “Baja”.

Foto de Red Sustainable Travel.

Foto de Red Sustainable Travel.

Volcán Arenal, La Fortuna, Costa Rica

El volcán Arenal es mundialmente reconocido por brindarle a los turistas noches mágicas con impresionantes erupciones que resaltan en el cielo. Sin embargo, esta foto prueba que las vistas son igual de impresionantes antes del anochecer.

Foto de Catarata Ecolodge.

Foto de Catarata Ecolodge.

Cancún, México

Cancún tiene maravillosas playas y un clima envidiable que atraen a miles de turistas cada año. Pero gracias a sus romáticos atardeceres, también se ha convertido un destino favorito para bodas y viajes de pareja.

Foto de Dreams Riviera Cancun Resort & Spa.

Foto de Dreams Riviera Cancun Resort & Spa.

Reserva Forestal Protegida de Yacuma, Napo, Ecuador   

¿Se imagina experimentar una puesta de sol en el corazón del la selva amazónica?

Foto de Yacuma Ecolodge.

Foto de Yacuma Ecolodge.

Lago Atitlán, Guatemala

El Lago Atitlán, conocido también como el “espejo del cielo”, es llamado por muchos el lago más bello del mundo.  Podrá imaginar los atardeceres excepcionales que ofrece este rincón del mundo, mientras el sol se esconde detras de sus tres volcanes.

Foto del Hotel y Centro de Convenciones Jardines del Lago.

Foto del Hotel y Centro de Convenciones Jardines del Lago.

 

Monteverde, Costa Rica

A la mayoría nos gusta sentarnos relajados a apreciar las puestas del sol.  Pero hacer un tour en la copa de los árboles es una forma más interesante y dinámica para disfrutar de este mágico momento.

Foto del Hotel El Establo.

Foto del Hotel El Establo.

 

Foto de la semana: La leyenda de las cataratas del Iguazú

Cataratas del Iguazú

Las magníficas cataratas del Iguazú, localizadas donde se unen las fronteras entre Paraguay, Brasil y Argentina, son las segundas cataratas más grandes del mundo. Este sitio Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO es una colección de 275 cataratas que se extienden por casi 3 km en total, alcanzando alturas entre los 60 a 82 metros. Las cataratas del Iguazú fueron descubiertas en 1542 por el comandante español Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Estas maravillas naturales fueron creadas por una falla geológica hace más de 200.000 años, pero algunos mitos antiguos tienen otra explicación para su origen:

Se dice que hace muchos años, había un dios en forma de una serpiente grande y monstruosa que habitaba en el río Iguazú, su nombre era Boi. Una vez al año, los indígenas Guaraní que vivían en la zona debían sacrificar a una joven bella para ofrecerla a Boi, tirándola al río. Todas las tribus, incluyendo las que vivían muy lejos, estaban invitadas a esta ceremonia.

Un año, un joven guerrero llamado Tarobá se enteró que la bella Naipí fue electa para el sacrificio. Él se rebeló contra los miembros mayores de la tribu, tratando sin frutos de convencerlos para que no la sacrificaran.

Para salvar a su amada Naipí, Tarobá decidió escapar juntos una noche antes de la ceremonia. Se robaron una canoa y navegaron en el río. Pero Boi supo lo que estaban hacienda y se enfureció terriblemente. Arrastró su enorme cuerpo de serpiente en el suelo, lo que partió en río en dos y formó las cataratas, sumergiendo así a Naipí  y Tarobá en su canoa.

Tarobá se convirtió en los árboles que están a la orilla de las cataratas, mientras que la bella Naipí fue convertida en una roca. Su castigo es verse frente a frente durante la eternidad, sin poder estar juntos nunca jamás.

Boi se ocultó en una cueva, donde observa a Naipí y Tarobá separados para siempre. Sin embargo, en días soleados, un arcoíris supera los poderes de Boi y une los árboles con la roca, simbolizando el amor eterno entre Naipí y Tarobá.

Foto cortesía de Yacutinga Lodge.

Conservando las tradiciones mediante el agroturismo comunitario

Foto por Thomas Enderlin

Por Thomas Enderlin

Mientras la industria turística en Costa Rica sigue en crecimiento, uno de los grandes retos que enfrentan las comunidades rurales es lograr el balance entre conservar sus estilos de vida tradicionales al mismo tiempo que crecen económicamente. Es ahí donde resalta un nuevo y visionario proyecto de agroturismo en la región de Dota –en el sur de Costa Rica–, el cual es desarrollado por un grupo de líderes comunitarios y la Universidad Vancouver para ayudar a las comunidades rurales a lograr estabilidad financiera, proteger el medioambiente y conservar sus costumbres.

El proyecto se centra en desarrollar un sendero que se recorre en varios días, conocido informalmente como el Ecosendero Los Santos. Descendiendo a través de la región de Dota, antes de legar a la ciudad de Quepos en el Océano Pacífico, este sendero une varias pequeñas comunidades cafetaleras y albergues familiares. Actualmente, cinco fincas certificadas Rainforest Alliance están involucradas directamente en el proyecto, y muchas otras se están beneficiando del crecimiento gradual del ecoturismo comunitario en el área.

Foto por Thomas Enderlin

La región de Dota es mundialmente conocida por producir café de excelente calidad. Aquí, la certificación Rainforest Alliance está ayudando a mejorar las prácticas agrícolas de los productores mientras se reduce el impacto ambiental y se incrementan los beneficios sociales y económicos. Sin embargo, los volátiles precios internacionales del café y los cambiantes patrones del clima han hecho de la diversificación económica un importante atributo para la región, por lo que las comunidades locales están logrando esta diversificación mediante pequeñas empresas turísticas conectadas al Ecosendero Los Santos.

“Realmente creemos en este proyecto; estamos hacienda esto por el futuro de nuestros hijos”, dijo uno de los representantes de la comunidad. “Amamos nuestro estilo de vida rural y no queremos verlo desaparecer”.

Foto por Tomas Enderling

Con el aumento en demanda por el turismo de aventura y culinario, así como un creciente número de consumidores interesados en comprar productos con el sello de certificación Rainforest Alliance,   proyectos como el Ecosendero Los Santos proveerán oportunidades para los viajeros de llevar su compromiso un paso más adelante. Este tipo de vacaciones pueden proveer una conexión más directa con los orígenes de los productos certificados y un mejor entendimiento de cómo la certificación de la agricultura y silvicultura sostenible beneficia a las comunidades rurales y a la biodiversidad.

En el sendero, los visitantes aprenden además cómo las comunidades locales han sobrevivido de la tierra por generaciones. La gente de Providencia revela que ellos aún muelen manualmente el café que cultivan bajo sombra. Los habitantes de Naranjillo permiten a los turistas probar sus habilidades para convertir la caña de azúcar en jugo y melazas. En cada parada a lo largo del camino, los turistas son invitados a hacer tortillas, aprender bailes tradicionales y a elaborar objetos artesanales.

Foto por Thomas Enderlin

Este modelo de economías locales diversificadas es sin duda una buena opción para el futuro de estas comunidades. Rainforest Alliance está explorando actualmente otros paisajes agrícolas y forestales que puedan beneficiarse del desarrollo agroturístico de pequeña escala y que ofrezca a los consumidores una oportunidad para viajar a sitios donde se origina el café, té y chocolate Rainforest Alliance Certified.

Para más información sobre oportunidades únicas para disfrutar agroturismo, visite Heart of Gold website.

Thomas Enderlin tiene experiencia en conservación, turismo sostenible, comercio de productos básicos y agricultura. Actualmente está basado en San José, Costa Rica, donde reparte su tiempo como consultor de proyectos, guía de viajes de aventura, fotógrafo, escritor y cultivador de cactus.

Foto de la semana: La misión de San Ignacio

Fotografía de Ecoturismo Kuyimá.

Fotografía de Ecoturismo Kuyimá.

Desde inicios del siglo 17 y hasta inicios del siglo 19, los españoles establecieron un gran número de misiones católicas a lo largo de lo que ahora es el norte de México y hasta el suroeste de los Estados Unidos. Estas ciudadelas se crearon para esparcir la fe cristiana entre las comunidades indígenas y también sirvieron como puntos para expandir las colonias españolas y las operaciones mineras. Algunos de estos sitios y estructuras coloniales existen en la actualidad y se han convertido en destinos maravillosos para visitar, especialmente en aquellos lugares donde aun son parte esencial en las actividades culturales y religiosas de las comunidades. 

La misión de San Ignacio, ubicada en el pueblo de San Ignacio en Baja California Sur, México, es uno de estos maravillosos remanentes culturales. Fue fundad por el misionario jesuita Juan Bautista de Luyando en 1728, y unos 60 años después los jesuitas construyeron una impresionante iglesia que se conoce como una de las más bellas entre todas las misiones de Baja California gracias a su fachada elaborada, sus placas de piedra talladas y  sus decorados en yeso. Esta iglesia mantiene la mayoría de sus características originales gracias a la restauración que fue hecha en 1976 y actualmente es usada por la comunidad para realizar misas, matrimonios, funerales y para los cultos diarios. 

Ecoturismo Kuyimá, un tour operador sostenible manejado un consejo comunitario conformado en un 95% por habitantes locales, ofrece tours a San Ignacio y su afamada iglesia.

(Fuente, fuente).

Haciendo la diferencia: Yacutinga Lodge

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

Nuestro ganador del reconocimiento Haciendo la Diferencia de este mes es Yacutinga Lodge, un alojamiento sostenible muy especial en Argentina, localizado en medio de la selva  en medio de la selva y cerca de una de las atracciones más importantes de Suramérica: las cataratas del Iguazú. El hotel es parte de un grupo pequeño de alojamientos en el departamento de Misiones, quienes obtuvieron recientemente la verificación Rainforest Alliance de turismo sostenible. Yacutinga Lodge fue es el primer negocio en Argentina en obtener la verificación Rainforest Alliance, colocándose como pionero en el ámbito de la sostenibilidad a nivel nacional.

Carlos Sandoval, director de Yacutinga Lodge nos cuenta más sobre la historia de este hotel y sus esfuerzos para mantenerse como aliados del medioambiente.

Pregunta: ¿Qué hace tan especial a la zona donde se ubica Yacutinga Lodge?

Sandoval: Yacutinga Lodge se encuentra en uno de los últimos remanentes de la ecoregión denominada Bosque Atlántico Interior, la cual era el segundo bosque más extenso de Latinoamérica hasta principios del siglo 20. Hoy, el bosque remanente sigue siendo una zona de altísima biodiversidad, rica en especies endémicas y con casi 500 especies de  aves y más de 700 especies de mariposas diurnas identificadas. Nuestros huéspedes pueden explorar las curiosidades de esta selva subtropical acompañados por guías ecólogos y nativos guaraníes en nuestra propia  reserva natural privada.

Además, estamos cerca de las legendarias cataratas del Iguazú, un atractivo principal para quienes visitan el sur de Suramérica.

P: ¿Por qué decidieron construir un alojamiento sostenible en lugar de uno tradicional?

Sandoval: Yacutinga Lodge fue creado para ser el pilar económico de un proyecto ambiental más amplio y basado en modernos criterios de sostenibilidad ambiental y social. Se hizo para los amantes de la naturaleza y para el viajero inteligente que desea interactuar responsablemente con el medioambiente.

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

P: ¿Cuál es la importancia y los beneficios de haber obtenido el sello Rainforest Alliance VerifiedTM?

Sandoval: Lograr la verificación Rainforest Alliance es el reflejo de nuestro compromiso de mejoramiento constante. Nos gratifica mucho haber conseguido esta  distinción tras haber trabajado arduamente en favor de la sostenibilidad desde que empezamos este proyecto. Esperamos que el sello de verificación Rainforest Alliance nos ayude  a atraer turistas responsables y a construir una identidad sostenible.

P: ¿Cuáles fueron los principales retos que debieron vencer para levantar y ahora manejar un negocio amigable con el medio ambiente y las comunidades?

Sandoval: A lo largo de la historia de este proyecto existió un reto innegable: construir con mano de obra local y en el ambiente cuasi prístino de esta selva enmarañada, lluviosa y alejada de la civilización moderna. Nos tomó dos años de trabajo intenso pero altamente constructivo y creativo. Cada persona involucrada en el este esfuerzo participó con mucho entusiasmo, compartiendo conocimientos técnicos o empíricos y mostrando una gran coordinación para optimizar costos y esfuerzos en medio de un ambiente laboral difícil, sin agua potable, energía eléctrica ni caminos. Nos consideramos pioneros de fines del siglo 20.

Tras inaugurar Yacutiga comenzó el segundo gran desafío: mejorar constantemente la prestación de servicios para asegurar la gratificación del huésped, así como mantener capacitado al personal local. Este capítulo sigue vivo y es un proceso que jamás acabara.

P: ¿Cómo ha ayudado el refugio privado de vida silvestre Yacutinga a la protección del valioso ecosistema en donde se ubica?

Sandoval: El refugio que administramos ha sido fundamental para proteger los recursos naturales de la región.  Esta reserva es un bastión para la conservación de la selva Paranaense. Se han hecho diversas investigaciones científicas financiadas por Yacutinga Lodge, las cuales tienen un alto valor académico y han aportado datos importantísimos para desarrollar un plan de manejo adecuado para el área.  Usamos esta información para hacer del hotel un sistema económico y de conservación autosuficiente.

En la reserva se han registrado más de 320 especies de aves y 572 especies de mariposas diurnas, de las cuales se descubrieron 70 especies nuevas para Argentina y una subespecie nueva para la ciencia.  En ella hemos plantado más de 20.000 árboles nativos como parte del proyecto de enriquecimiento forestal que desarrollamos durante seis años. También contamos con dos programas de voluntariado y educación ambiental que consideramos parte del alma del proyecto Yacutinga.

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

Foto de Yacutinga Lodge, Argentina

P: ¿Cómo ayudan a la comunidad indígena Guaraní que es vecina de su hotel?

Sandoval: La comunidad vecina Kagui Pora es un asentamiento guaraní de unas 45 familias que tienen muchas necesidades inmediatas y estructurales. Intentamos ayudarlos constantemente pero no bajo un enfoque de “beneficencia”, sino que capacitándolos para que se adapten a la dinámica del mundo actual sin perder sus raíces. Poco a poco, y con mucho respeto, los invitamos a involucrarse en nuestras actividades ecoturísticas y a nuestro proyecto DO, el cual busca reciclar los desechos no contaminantes que genera el lodge para transformarlos en arte.

P: ¿Cómo pueden involucrarse los turistas con sus esfuerzos en sostenibilidad?

Sandoval: Invitamos a nuestros huéspedes a participar activamente durante su estadía y a aportar ideas. No pedimos ayudas o donaciones; los motivamos a tener una actitud respetuosa y responsable hacia nuestro ecosistema y a las comunidades locales.

P: ¿Qué planes tiene Yacutinga para seguir vigente y mejorar en el ámbito de la sostenibilidad?

Sandoval: Creemos que para estar vigentes  es fundamental el mejoramiento constante y mantener el amor por lo que uno hace.  En cuanto a la sostenibilidad del proyecto, queremos lograr que las autoridades se comprometan más con nuestro trabajo, ya que las amenazas a este sitio vienen de afuera. Necesitamos una actitud más fuerte de quienes nos gobiernan, que se caracterice por una visión a largo plazo para solucionar juntos los impactos negativos generados por la cultura de explotación que tradicionalmente ha imperado en la zona.

 

Foto de la semana: catarata Oropéndola

 

Foto de Hotel Hacienda Guachipelín, Costa Rica.

Foto de Hotel Hacienda Guachipelín, Costa Rica.

Guanacaste, una provincia ubicada en el noroeste de Costa Rica, tiene muchos de los sitios más hermosos del país, ¡y catarata Oropéndola es uno de ellos!  Esta catarata desciende 25 metros hacia una piscina natural de agua espumante color turquesa. Oropéndola se localiza en medio de un cañón de río Blanco, cerca del volcán Rincón de la Vieja, formando un pinturesco oasis tropical que invita a lanzarse al agua para resfrescarse.

Hotel Hacienda Guachipelín organiza tours a caballo y caminatas hacia esta catarata. El tour a caballo consiste de un recorrido de 45 minutos a través de un sendero con impresionantes vistas de la zona,  y culmina con una corta caminata que lleva hacia el cañón donde está la catarata.  Quienes prefieren caminar pueden escoger entre dos opciones: tomar una microbús en el hotel que los llevará hasta el parque nacional Rincón de la Vieja (10 minutos) y luego caminar durante 15 minutos. La segunda opción es caminar desde el hotel, cruzando el sendero en medio del bosque que dirige hasta la famosa Oropéndola. Esta opción toma aproximadamente 1,5 horas ida y lo mismo de regreso.