Archivo de la etiqueta: Brasil

Empresario sostenible en Brasil quiere convertir su comunidad en un santuario de aves

Foto cortesía de Darío Sánchez.

Foto cortesía de Darío Sánchez.

En el corazón de la Amazonía brasileña se encuentra la Reserva de Desarrollo Sostenible del Río Negro, una zona rica en biodiversidad que además es hogar de varias comunidades pequeñas que dependen de estos recursos para vivir. Allí se ubica Pousada Garrido, el único alojamiento en la zona de Tumbira, el cual es propiedad de Roberto Mendonça, quien se dedicaba a extraer madera del bosque y que ahora es un conocido líder comunitario.

Pousada Garrido se ha convertido en una fuente de ingresos para Mendonça así como para varias familias locales que ofrecen otros servicios turísticos a los visitantes.  El hotel también compra los alimentos de productores de la zona y apoya a los artesanos con materiales reutilizables; y como el resto de la comunidad,  en él se utiliza energía solar y se recicla. Este año, Pausada Garrido logró obtener la verificación Rainforest Alliance de turismo sostenible.

Los turistas llegan a Tumbira atraídos por la riqueza y exuberancia de sus bosques, incluyendo su abundante variedad de especies de aves.  Mendonça se unió a un guía turístico local llamado Cleudilon y conocido como “Passarinho”, lo que en portugués significa “pajarillo”, porque ¡puede imitar perfectamente 32 variedades de aves! (Vea abajo un video sobre el proyecto y el talento de “Passarinho”). Los dos emprendieron recientemente un proyecto para convertir la posada un sitio perfecto para la observación de aves. ¡Y usted puede ayudarlos a hacerlo una realidad! Visite la página de financiamiento colectivo donde podrá hacer un donativo para convertir a Tumbira en un centro comunitario de ecoturismo.

Paula Arantes, de Garupa, la ONG que está ayudando  a Mendonça y a Cleudilon a recolectar dinero para el proyecto, nos cuenta más sobre la iniciativa.

Pregunta: ¿Cuál es el plan para el dinero que esperan recolectar?

Paula Arantes: Roberto y Cleudilon quieren convertir su comunidad en un centro de avistamiento de aves y de turismo comunitario. Para empezar, buscan adaptar sosteniblemente la infraestructura de Pousada Garrido para poder albergar más huéspedes y proveer lo necesario para la observación de aves. También quieren publicar una guía de aves locales que sirva de referencia para los turistas y como un recurso educativo para los niños de la comunidad.

P: ¿Por qué Tumbira y Pousada Garrido son un lugar especial para avistar aves?

Arantes: Aunque es posible observar aves en toda la Amazonía, Tumbira es especial porque tiene rutas donde es fácil ver mucha variedad de aves y que son fácilmente accesibles por tierra y por barco o bote. Además, Cleudilon tienen un talento  increíble para imitar aves y esto realmente mejora la experiencia de observación.

P: ¿Qué necesitan para llevar a cabo el proyecto?

Arantes: Se necesita invertir en expandir la posada poder albergar más turistas sin impactar negativamente el ambiente. También hace falta más equipo para hacer avistamiento y Cleudilon requiere recursos para elaborar la guía de aves. La meta es recolectar alrededor de  US$8.800 (20.000 reales brasileños) que ayuden a cubrir los materiales de construcción, la mano de obra y la elaboración de la guía, entre otros.

P: ¿En qué han avanzado hasta ahora?

Arantes: Gracias al proceso verificación con Rainforest Alliance, hemos identificado las áreas apropiadas para realizar las inversiones y mejoras en la posada de forma sostenible.

P: ¿Cómo beneficiará este proyecto a la comunidad?

Arantes: ¡Más turistas significan más ingresos sostenibles para los habitantes! Apoyar el turismo comunitario es una de las mejores formas para apoyar el desarrollo local y asegurar a los viajeros que tendrán unas vacaciones sostenibles.

P: ¿Cómo podemos ayudar?

Arantes: En  la página del proyecto en el sitio web de Garupa, podrán encontrar más detalles sobre esta iniciativa y hacer una donación en línea para cofinanciar este esfuerzo. Los donantes reciben una muestra de agradecimiento como fotografías, la guía de aves y hasta estadías en la posada, dependiendo del monto aportado.  Donar cualquier monto, no importa que sea pequeño, así como compartir nuestro proyecto con sus amigos y familia es la mejor manera de ayudar a Roberto a hacer su sueño realidad.

Vea este video con más información del proyecto y el maravilloso talento de Cleudilon para imitar aves:

Anuncios

5 lugares maravillosos para avistar ballenas en América Latina

¿Sabía que en América Latina se pueden encontrar unas 64 especies de ballenas, delfines y marsopas, lo que representan el 75% de las 86 especies conocidas de cetáceos en el mundo? Por esta razón, la región se ha convertido uno de los destinos favoritos para los turistas que quieren ver estas impresionantes criaturas.

Se calcula que el turismo de avistamiento de cetáceos genera ingresos por unos $300 millones de dólares anuales y beneficia a unas 91 comunidades en 18 países latinoamericanos. Esta actividad representa una alternativa económica más rentable y amigable con el ambiente para comunidades costeras que antes dependían de la pesca y hasta de la explotación irresponsable de los recursos marinos.

La oferta de empresas que ofrecen excursiones sostenibles de avistamiento de cetáceos también ha crecido de forma significativa en los últimos años y pueden encontrarse en casi cualquier destino costero en la región. Estas empresas respetan las legislaciones ambientales, cuentan con certificaciones y verificaciones de sostenibilidad y, en algunos casos, hasta tienen certificados especiales de turismo marino responsable. En ViajeSostenible.org puede encontrar un listado con algunas opciones.

Hoy queremos invitarlo a conocer cinco de los mejores destinos en América Latina para observar ballenas y otros cetáceos:

1. Baja California, México

Foto de la Casa Mexicana de la Ballena Gris, México

Las aguas de Baja California y el del Mar de Cortéz son el mejor sitio para avistar a las famosas ballenas grises (Eschrichtius robustus). En la península hay lagunas de agua salada rodeadas por el desierto que es donde las ballenas grises arriban para aparearse y parir a sus crías a plena vista de los espectadores. La mejor temporada para avistar ballenas en Baja California es de enero a abril pero durante el resto del año también se pueden ver ballenas azules y cachalotes.

2.    Bahía Ballena, Costa Rica

Foto de Bahia Aventuras, Costa Rica

En el Pacífico sur del país se ubica este importante hábitat para las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae). Estas criaturas migran dos veces al año (desde finales de diciembre hasta finales de abril y de julio a septiembre) a las cálidas aguas de la bahía para aparearse y parir.  Para proteger este valioso sitio, el gobierno de Costa Rica creó el Parque Marino Ballena, el cual es un santuario para estas y otras especies marinas como los delfines comunes y nariz de botella, manta rayas y el tiburón martillo.

3.    Praia do Rosa, Brasil

Foto de Turismo Praia do Rosa, Brasil

Brasil es el destino turístico líder en Suramérica para el avistamiento de mamíferos marinos, recibiendo unos 167.107 observadores cada año. También cuenta con un record de 11.500 de avistamientos de ballenas registrados en el 2011. Praia do Rosa, una hermosa playa en el Atlántico sur del país, recibe cada año, durante los meses de junio a noviembre, a las ballenas francas australes (Eubalaena australis). Estos animales deleitan a los turistas con saltos impresionantes que dejan ver hasta el 75% de su cuerpo.

4.    Chiloé-Corcovado, Chile

Foto de Whitley Fund for Nature

El área que comprende la Isla Chiloé y el golfo de Corcovado, al sur de Chile, es el lugar de mayor concentración de las ballenas azules (Balaenoptera musculus) en el hemisferio sur. Este es uno de los hábitats costeros más ricos de Suramérica, una de las razones por las que estas gigantescas ballenas llegan a satisfacer sus formidables requerimientos dietéticos de entre dos y ocho toneladas diarias de krill. La ballena azul se hospede en Chile en los meses entre diciembre y abril.

5.    Península Valdés, Argentina

Foto de Mis Wallpapers

Este sitio se considera la meca para los observadores de cetáceos, ya que es donde se concentra la mayor población reproductora de las ballenas francas australes, se calcula que cada año llegan cerca de 4.000 individuos. En la península también abundan otras especies marinas como las orcas, los lobos y elefantes marinos y lo pingüinos. Gracias a su riqueza natural está nombrada como Sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.  La temporada pico de avistamiento es entre julio y diciembre.

* Vea más información en el informe “Estado del Avistamiento de Cetáceos en América Latina” por Erich Hoyt y Miguel Iñíguez.

Foto de la semana: La lora falsa gigante

Esta impactante foto de la Reserva Biológica Tirimbina, en Costa Rica, muestra a la Lora falsa gigante (Leptophis ahaetulla). Esta serpiente tiene una  longitud promedio es 1,50 m, pero ¡puede llegar a medir hasta 2,25 m!

La lora falsa gigante, que también se conoce como bejuquillo verde, es ágil y rápida.  Vive principalmente en árboles y se mantiene activa durante el día.   A menudo se le observa cazando activamente ranas y lagartijas  entre los árboles o en la vegetación arbustiva sobre áreas pantanosas. Su mordedura puede resultar dolorosa pero su veneno no es fatal para los humanos.

Esta serpiente se encuentra desde el sur de México hasta Chile y el sur de Brasil.