Archivo de la etiqueta: Costa Rica

Un refugio muy especial ubicado en el bosque

En 2006 Meghan Casey y su esposo Davis Azofeifa compraron Chilamate Jungle Private Reserve,  una reserva de 21 hectáreas en el corredor biológico San Juan-La Selva (Costa Rica), fundado por Don Lindley Lumsden y su familia en los años 40. Juntos, Megan y David construyeron Chilamate Rainforest Eco Retreat, un lodge Rainforest Alliance Verified™ comprometido con la sostenibilidad. Hablamos con Casey acerca de la reserva, hogar de 500 especies de aves, 300 de árboles y de cerca de 140 de mamíferos.

Meghan Casey, su esposo Davis Azofeifa y sus dos hijos

¿Cómo llegaron usted y su esposo a la propiedad?

En 2006, justo después del cumpleaños de nuestra hija, mi esposo y yo tratamos de encontrar un proyecto familiar que pudiera hacer una diferencia en conservación en esta región. Un día, caminábamos por la ribera del río y decidimos explorar un poco más de lo habitual. Así nos cruzamos con algunas personas que resultaron ser los cuidadores de la propiedad y nos permitieron darle un vistazo, tras lo cual les preguntamos si el dueño la  estaría vendiendo. Días después, recibimos una llamada de la hija de Don Lumsden, quien estaba a cargo de la reserva. Ella enfrentaba problemas con el mantenimiento de la propiedad pero se había negado a venderla pues quería que sus nuevo propietario fuera un habitante de Sarapiquí (como mi esposo) comprometido con la protección del terreno.

¿Cómo hacen para manejar el lugar sin perder de vista la sostenibilidad?

Tan pronto como iniciamos la construcción del “lodge”, obtuvimos la Guía de buenas prácticas turísticas de Rainforest Alliance y asistimos a varias de sus capacitaciones. Aprendimos aún más cuando nos visitaron los auditores del programa de verificación de Rainforest Alliance y nos brindaron grandes consejos acerca de algunas mejoras que podíamos hacer.

La reserva privada de Chilamate es hogar de 500 especies de aves, 300 de árboles y de cerca de 140 de mamíferos.

Cuéntenos algunas de sus sugerencias más valiosas.

Si bien mi esposo y yo siempre habíamos estados comprometidos con la sostenibilidad, no éramos exactamente “personas de negocio”. Cuando los auditores  vinieron por primera vez, no teníamos computadora, un sitio web ni información escrita o  plan de negocio real. Ellos nos dieron ideas relacionadas con el área de negocios de nuestro proyecto; nos ayudaron a desarrollar un plan de sostenibilidad, nuestra misión y nos hicieron ver que necesitábamos darle seguimiento a todo lo que hiciéramos en términos de trabajo en conservación y con la comunidad local.

¿Qué otras prácticas de sostenibilidad adoptaron?

Usamos exclusivamente jabones y productos para la limpieza biodegradables, tenemos paneles solares que proveen mucha de nuestra electricidad y usamos bacterias vivas para limpiar nuestro sistema de tuberías. Todos nuestros desechos orgánicos los usamos en compostaje y reciclamos cada cosa que podemos. Además, mi esposo es muy creativo en el desarrollo de alternativas ecoamigables; por ejemplo, construyó un sistema que desvía el agua de lluvia hacia las duchas y los inodoros.

¿Este tipo de prácticas han ayudado a su negocio a prosperar financieramente?

Sí, adquirir madera de desecho y materiales reciclados de negocios locales permite reducir costos significativamente. Además, nuestro compromiso con la conservación atrae a los visitantes.

¿Cómo apoya Chilamate las comunidades locales?

Apoyamos los negocios vecinos siempre que podemos. Hay un lugar cercano en donde compramos quesos, huevos, leche, pollo e incluso pescado. Siempre les recomendamos a nuestros huéspedes que tomen sus tours con empresas locales.

Además, Chilamate Rainforest Eco Retreat facilita un programa con la Universidad Earth y con cerca de 60 familias de nuestra comunidad quienes tienen pequeñas fincas. Nos reunimos periódicamente y los finqueros aprenden cómo integrar prácticas sostenibles asequibles en sus quehaceres diarios.

También ofrecemos descuentos a clientes que realizan donaciones, voluntariado o alguna acción de apoyo  a la comunidad.

¿Qué sigue para Chilamate?

Nos encantaría expandir nuestra reserva y poder proteger más la biodiversidad de la región. También queremos que se generen oportunidades para que nuestros vecinos continúen operando; ellos son pequeños productores y no les resulta fácil sostenerse por sí mismos.

¿Recuerda otros aspectos relevantes de su experiencia manejando el lodge y la reserva?

Cuando empezamos esta aventura, me reunía con niños y padres que jamás habían estado en el bosque lluvioso. Con orgullo puedo decir que actualmente no hay un solo niño de las escuelas cercanas al Lodge que no nos haya visitado. El año anterior, desarrollamos un programa con la escuela local, para que los estudiantes de todos los niveles puedan venir a la reserva al menos una vez al año y que vivan la experiencia de caminar en medio del bosque lluvioso.

6 atardeceres impresionantes

¿A quién no le encanta ver el momento en que el sol se va ocultando tras el horizonte, volviendo el cierlo en un hermoso canvas de tonos rojos y naranjas?

Hoy queremos compartir imágenes de atardeceres maravillosos desde algunos hoteles sostenibles enlistados en nuestro directorio en línea:

Península de Baja California, México

Baja California es un sitio especial que ofrece contrastes únicos entre sus playas con aguas de intenso color azul y los áridos desiertos que las rodean. Los atarcederes son impresionantes en ambos lados de “Baja”.

Foto de Red Sustainable Travel.

Foto de Red Sustainable Travel.

Volcán Arenal, La Fortuna, Costa Rica

El volcán Arenal es mundialmente reconocido por brindarle a los turistas noches mágicas con impresionantes erupciones que resaltan en el cielo. Sin embargo, esta foto prueba que las vistas son igual de impresionantes antes del anochecer.

Foto de Catarata Ecolodge.

Foto de Catarata Ecolodge.

Cancún, México

Cancún tiene maravillosas playas y un clima envidiable que atraen a miles de turistas cada año. Pero gracias a sus romáticos atardeceres, también se ha convertido un destino favorito para bodas y viajes de pareja.

Foto de Dreams Riviera Cancun Resort & Spa.

Foto de Dreams Riviera Cancun Resort & Spa.

Reserva Forestal Protegida de Yacuma, Napo, Ecuador   

¿Se imagina experimentar una puesta de sol en el corazón del la selva amazónica?

Foto de Yacuma Ecolodge.

Foto de Yacuma Ecolodge.

Lago Atitlán, Guatemala

El Lago Atitlán, conocido también como el “espejo del cielo”, es llamado por muchos el lago más bello del mundo.  Podrá imaginar los atardeceres excepcionales que ofrece este rincón del mundo, mientras el sol se esconde detras de sus tres volcanes.

Foto del Hotel y Centro de Convenciones Jardines del Lago.

Foto del Hotel y Centro de Convenciones Jardines del Lago.

 

Monteverde, Costa Rica

A la mayoría nos gusta sentarnos relajados a apreciar las puestas del sol.  Pero hacer un tour en la copa de los árboles es una forma más interesante y dinámica para disfrutar de este mágico momento.

Foto del Hotel El Establo.

Foto del Hotel El Establo.

 

Foto de la semana: catarata Oropéndola

 

Foto de Hotel Hacienda Guachipelín, Costa Rica.

Foto de Hotel Hacienda Guachipelín, Costa Rica.

Guanacaste, una provincia ubicada en el noroeste de Costa Rica, tiene muchos de los sitios más hermosos del país, ¡y catarata Oropéndola es uno de ellos!  Esta catarata desciende 25 metros hacia una piscina natural de agua espumante color turquesa. Oropéndola se localiza en medio de un cañón de río Blanco, cerca del volcán Rincón de la Vieja, formando un pinturesco oasis tropical que invita a lanzarse al agua para resfrescarse.

Hotel Hacienda Guachipelín organiza tours a caballo y caminatas hacia esta catarata. El tour a caballo consiste de un recorrido de 45 minutos a través de un sendero con impresionantes vistas de la zona,  y culmina con una corta caminata que lleva hacia el cañón donde está la catarata.  Quienes prefieren caminar pueden escoger entre dos opciones: tomar una microbús en el hotel que los llevará hasta el parque nacional Rincón de la Vieja (10 minutos) y luego caminar durante 15 minutos. La segunda opción es caminar desde el hotel, cruzando el sendero en medio del bosque que dirige hasta la famosa Oropéndola. Esta opción toma aproximadamente 1,5 horas ida y lo mismo de regreso.

 

5 lugares maravillosos para avistar ballenas en América Latina

¿Sabía que en América Latina se pueden encontrar unas 64 especies de ballenas, delfines y marsopas, lo que representan el 75% de las 86 especies conocidas de cetáceos en el mundo? Por esta razón, la región se ha convertido uno de los destinos favoritos para los turistas que quieren ver estas impresionantes criaturas.

Se calcula que el turismo de avistamiento de cetáceos genera ingresos por unos $300 millones de dólares anuales y beneficia a unas 91 comunidades en 18 países latinoamericanos. Esta actividad representa una alternativa económica más rentable y amigable con el ambiente para comunidades costeras que antes dependían de la pesca y hasta de la explotación irresponsable de los recursos marinos.

La oferta de empresas que ofrecen excursiones sostenibles de avistamiento de cetáceos también ha crecido de forma significativa en los últimos años y pueden encontrarse en casi cualquier destino costero en la región. Estas empresas respetan las legislaciones ambientales, cuentan con certificaciones y verificaciones de sostenibilidad y, en algunos casos, hasta tienen certificados especiales de turismo marino responsable. En ViajeSostenible.org puede encontrar un listado con algunas opciones.

Hoy queremos invitarlo a conocer cinco de los mejores destinos en América Latina para observar ballenas y otros cetáceos:

1. Baja California, México

Foto de la Casa Mexicana de la Ballena Gris, México

Las aguas de Baja California y el del Mar de Cortéz son el mejor sitio para avistar a las famosas ballenas grises (Eschrichtius robustus). En la península hay lagunas de agua salada rodeadas por el desierto que es donde las ballenas grises arriban para aparearse y parir a sus crías a plena vista de los espectadores. La mejor temporada para avistar ballenas en Baja California es de enero a abril pero durante el resto del año también se pueden ver ballenas azules y cachalotes.

2.    Bahía Ballena, Costa Rica

Foto de Bahia Aventuras, Costa Rica

En el Pacífico sur del país se ubica este importante hábitat para las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae). Estas criaturas migran dos veces al año (desde finales de diciembre hasta finales de abril y de julio a septiembre) a las cálidas aguas de la bahía para aparearse y parir.  Para proteger este valioso sitio, el gobierno de Costa Rica creó el Parque Marino Ballena, el cual es un santuario para estas y otras especies marinas como los delfines comunes y nariz de botella, manta rayas y el tiburón martillo.

3.    Praia do Rosa, Brasil

Foto de Turismo Praia do Rosa, Brasil

Brasil es el destino turístico líder en Suramérica para el avistamiento de mamíferos marinos, recibiendo unos 167.107 observadores cada año. También cuenta con un record de 11.500 de avistamientos de ballenas registrados en el 2011. Praia do Rosa, una hermosa playa en el Atlántico sur del país, recibe cada año, durante los meses de junio a noviembre, a las ballenas francas australes (Eubalaena australis). Estos animales deleitan a los turistas con saltos impresionantes que dejan ver hasta el 75% de su cuerpo.

4.    Chiloé-Corcovado, Chile

Foto de Whitley Fund for Nature

El área que comprende la Isla Chiloé y el golfo de Corcovado, al sur de Chile, es el lugar de mayor concentración de las ballenas azules (Balaenoptera musculus) en el hemisferio sur. Este es uno de los hábitats costeros más ricos de Suramérica, una de las razones por las que estas gigantescas ballenas llegan a satisfacer sus formidables requerimientos dietéticos de entre dos y ocho toneladas diarias de krill. La ballena azul se hospede en Chile en los meses entre diciembre y abril.

5.    Península Valdés, Argentina

Foto de Mis Wallpapers

Este sitio se considera la meca para los observadores de cetáceos, ya que es donde se concentra la mayor población reproductora de las ballenas francas australes, se calcula que cada año llegan cerca de 4.000 individuos. En la península también abundan otras especies marinas como las orcas, los lobos y elefantes marinos y lo pingüinos. Gracias a su riqueza natural está nombrada como Sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.  La temporada pico de avistamiento es entre julio y diciembre.

* Vea más información en el informe “Estado del Avistamiento de Cetáceos en América Latina” por Erich Hoyt y Miguel Iñíguez.

Foto de la semana: Playa, selva y lujo

Manuel Antonio es uno de los destinos más idílicos de Costa Rica. Ubicado en el Pacífico Central del país, es famoso por sus playas de arena blanca, sus aguas calmas y cálidas, por su denso bosque rico en biodiversidad y por las impresionantes vistas del océano que se pueden disfrutar desde los hoteles localizados arriba en la montaña.

Uno de estos hoteles es Si Como No Resort Spa & Wildlife Refuge.  Este hotel boutique combina naturaleza, sostenibilidad, lujo y una vista del océano que lo dejará sin aliento. Si Como No es un pequeño oasis con 58 habitaciones anidadas en medio de la jungla, dos restaurantes, dos piscinas, un cine THX, un spa de clase mundial y un refugio privado de vida silvestre de 12 hectáreas.

Foto de la semana: La lora falsa gigante

Esta impactante foto de la Reserva Biológica Tirimbina, en Costa Rica, muestra a la Lora falsa gigante (Leptophis ahaetulla). Esta serpiente tiene una  longitud promedio es 1,50 m, pero ¡puede llegar a medir hasta 2,25 m!

La lora falsa gigante, que también se conoce como bejuquillo verde, es ágil y rápida.  Vive principalmente en árboles y se mantiene activa durante el día.   A menudo se le observa cazando activamente ranas y lagartijas  entre los árboles o en la vegetación arbustiva sobre áreas pantanosas. Su mordedura puede resultar dolorosa pero su veneno no es fatal para los humanos.

Esta serpiente se encuentra desde el sur de México hasta Chile y el sur de Brasil.

¡River tubing en Costa Rica!

Rincón de la Vieja, Costa Rica

¿Qué le parece la idea de recorrer un río cómodamente sentado en un gran neumático o llanta? Esta actividad es cada vez más popular entre los turistas de aventura y está disponible en muchos destinos donde hay ríos con buen caudal.

Esta foto de Costa Rican Trails fue tomada en los rápidos de Río Negro, ubicado en las cercanías del famoso volcán Rincón de la Vieja, en el Pacífico Norte de Costa Rica.

Para disfrutar del river tubing en esta zona, los turistas se trasladan a caballo en medio del bosque durante 45 minutos, luego realizan una caminata corta hasta llegar a la catarata Victoria, ¡donde empieza la acción!